Search

Algunos consejos de seguridad

Updated: Jun 27, 2021

Antes de empezar:

  • No consumir alcohol ni otras drogas, ni atar en estados físicos y emocionales extremadamente alterados.

  • Revisar las cuerdas, y el punto para asegurarse de que el material y la infraestructura están en buen estado.

  • Tener siempre a mano unas tijeras o cualquier otra cosa para cortar la cuerda. A poder ser sin punta, para poder hacerlo deprisa sin peligro de cortar al modelo.

  • Haber hecho una exploración de la condición física (fracturas recientes, problemas de articulaciones, problemas respiratorios, etc.) y mental (ansiedad, claustrofobia, agorafobia, etc.) de las personas participantes.

  • Mantener la comunicación y el consentimiento activo en todo momento. Tanto antes, durante, y después de la sesión. Es muy útil tener una conversación previa sobre las prácticas que se consiente y que no se consiente realizar durante una sesión.


Durante la sesión de cuerdas:

  • Evitar atar o ejercer presión en cuello y articulaciones de forma no controlada. En cuello, por riesgo de asfixia o estrangulamiento. La cuerda no pasará por las articulaciones, en su lugar lo hará aproximadamente tres dedos por arriba o por debajo de la misma.

  • Es necesaria la comunicación continua entre atador/a y atado/a para asegurarse de que todo va bien y prevenir posibles complicaciones. El modelo debe informar de cualquier posible molestia o malestar que le pueda surgir durante el proceso de atadura.

  • Comprobar que las cuerdas están bien puestas, que no haya ningún pinzamiento ni estén superpuestas una encima de otra, ya que puede provocar molestias. Así mismo, al atar sobre ropa, vigilar que esta no se doble o arrugue bajo la presión de las cuerdas.

  • En los brazos hay que tener especial cuidado con algunos puntos donde los nervios pueden doler o molestar al pasar cuerda (ver el apartado sobre nervios mas abajo).

  • El atador/a es responsable de la persona atada, por eso mismo, nunca dejarla sola o sin vigilancia, ya que al estar atada es vulnerable y dependiente. Una atadura no termina hasta que el modelo está desatado.

  • Es importante vigilar posibles señales corporales que puedan indicar que el modelo no esta cómodo o que deberías desatar, por ejemplo: extremidades frías, adormecimiento, extremidades empiezan a ponerse rojas o moradas, el modelo mueve continuamente los brazos, manos, dedos o piernas, sensación de incomodidad, el modelo parpadea rápida y repetidamente, respiración entrecortada o acelerada, signos de agotamiento...

Profundización en seguridad (nervios)

Son muchas las formas de entender los problemas de seguridad que contrae la práctica del shibari y ninguna es determinante, así como no todas las personas presentan las mismas afecciones. No hay una norma fija que garantice la seguridad, pero sí un estándar generalmente aceptado.

Aquí os dejamos un enlace que nos parece válido en tres partes que profundiza de forma exhaustiva en este tema:


  1. http://www.golfxsconprincipios.com/golfxsconprincipios/estudio-de-lesiones-nerviosas-en-el-bondage-parte-1-parte-superior-del-cuerpo-version-c-ultima-revision-completo/

  2. https://malenidea.wordpress.com/tag/shibari/

  3. https://malenidea.wordpress.com/2017/07/23/2072/


Fuente: https://tenshisenshivlc.wixsite.com/shibari/seguridad-basica



165 views0 comments

Recent Posts

See All